Libro II : La Caída

Todos nuestros fracasos son en realidad fracasos en amar y en ser amados. Amar implica desvanecerse; este libro está dedicado a aquellos que tanto se preocupan por llegar a ser alguien ante los demás, pues se están negando la posibilidad de realizarse a través del amor.

El autor presdenta de forma emocionante y desgarradora el dolor que nos produce el haber fracasado en obtener el efecto que hubiésemos querido sobre un ser amado. 

 

Era obvio que Dios no podíia dejar de hacer las cosas que hacía ni podía dejar de decir las cosas que usualmente decía... Pobre Torres, si antes, cuando se levantaba cada día queriendo conquistar el mundo y poseerlo y obtener mujeres bellas y ser alguien en medio de los otros, no había podido, mucho menos lo haría ahora que había renunciado a todo ello...

Para mí, Torres era ya un cadáver ambulante y sin rumbo, quitándole a su pobre esposa lo último que le quedaba... Sí, es verdad que había obtenido algo, una especie de conocimiento, el que adquieren aquellos que renuncian, que son vencidos en combate y que imploran el perdón... Pero no se puede confundir este conocimiento obtenido por la derrota, con el que se obtiene al descubrir la vida eterna... No, ni siquiera se parecen un poquito... O sea, Torres ahora, al entrar a un supermercado y observar a la cajera, o a cualquier persona que se le cruce, pensará y dirá cosas, por así decirlo, verdaderas... verdaderas con respecto a la búsqueda en la cual se encuentran las personas que onbiamente ya han fracasado; dirá cosas como, Pobrecilla, está todavía buscando que su marido la acepte, o Nopodido vencer el sexo, o Anda detrás de las banalidades del mundo, o Su ambición lo esta matando, o Su afán de parecer importante le daña todas sus relaciones... Cosas así... Me refiero a que, seguramente, ahora Torres verá en los otros lo que antes no veía, por no haberlo visto en él mismo... lo reconocerá al instante y esto, em cierto sentido, lo hará un poco más sabio y mas comprensivo de las debilidades humanas... y seguramente hasta un poco mas compasivo... Pero no hay que dejarse engañar por la sabiduría de Torres. Su sabiduría es la del que se ha entregado, del que ha renunciado, del que ha sido vencido en el combate... y ésta tiene muy poco que aportarle a una alma ganadora, a una alma que hubiera sido escogida para llegar a la cima, o para llegar, al menos, mucho más allá de donde se encuentra la inmensa mayoría de las almas. 

OBTENGA SU LIBRO AHORA! 

"Todos los ingresos por mis libros bajo cualquier modalidad serán donados para los niños desprotegidos". Luis Casanare

ADQUIERA EL LIBRO IMPRESO EN: 

ADQUIERA EL LIBRO DIGITAL (E-BOOK) EN: 

© 2018 by novelasluiscasanare.com Proudly created with Wix.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-youtube
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now